Tag Archives: Prescripciones

¡Participamos de Expoagro 2018!

En un gran predio de San Nicolás de los Arroyos, del 13 al 16 de marzo, se desarrolló la 12ª edición de Expoagro, el evento más significativo para todos los que nos dedicamos a trabajar con y para el campo. Este espacio nos permitió relacionarnos con otras empresas y organismos agrícolas, conocer en qué están trabajando y cuáles son las nuevas tecnologías que se están desarrollando.

El stand de Monsanto contó con varias exposiciones de algunos de los productos más innovadores. En el sector de INTACTA RR2 PRO los visitantes pudieron participar de un juego y conocer cómo adquirir esta tecnología para las producciones de soja; en el área de Field View, la realidad virtual permitió a las personas conocer cómo funciona esta innovación y lo importante que resulta para el productor en el campo; en tanto Prescripciones DEKALB, Cultivio y Nitragin contaron con contenidos audiovisuales que brindaban información sobre los beneficios de cada herramienta.

A lo largo y lo ancho del predio, se pudieron observar distintos tipos de maquinarias con las tecnologías más modernas, como tractores, sembradoras y pulverizadores. También, se expusieron varios sistemas de riego sofisticados para gestionar de una manera más eficiente el recurso hídrico; y maneras de llevar adelante las Buenas Prácticas Agrícolas, como la cobertura de cultivos o los cuidados necesarios al momento de aplicar los productos para protegerlos de plagas y malezas. Sensores, software y aplicaciones fueron otras de las herramientas modernas que pudimos conocer.

 

Por otro lado, durante los 4 días hubo charlas y jornadas de exposiciones que incluyeron distintos temas de interés para los trabajadores del campo, rondas de negocios con empresas nacionales e internacionales, demostraciones, campeonatos y remates ganaderos. También, durante la Expoagro, se exhibieron las nuevas innovaciones tecnológicas de Agricultura de Precisión en el Tecnódromo.

Los pilares de esta jornada fueron la Agricultura de Precisión, la sustentabilidad y el uso responsable y óptimo de los recursos, como así también las innovaciones tecnológicas que ofrece la Agricultura Moderna para alimentar al mundo conservando los recursos.

Ser parte de este evento nos ayuda a escuchar las necesidades de los productores para seguir desarrollando nuevas y mejores soluciones. ¡Seguimos apostando a una agricultura cada vez más eficiente!

Revolución en el agro

El término Revolución verde fue utilizado por primera vez entre 1960 y 1980 para referirse al incremento de la productividad del campo gracias al empleo de nuevas técnicas, herramientas y avances científicos. Comenzó en EEUU, pero rápidamente se extendió por el resto del mundo. Tuvo efectos principalmente sobre los cultivos de arroz, trigo y maíz; estos se volvieron más resistentes al clima, las plagas y las enfermedades, alcanzando altos rendimientos. En aquel momento, el crecimiento poblacional era una alerta en relación a la cantidad de alimentos que se producían y era necesario tomar medidas a nivel mundial para revertir la situación.

El uso de distintas tecnologías y productos como fertilizantes, plaguicidas, diversas técnicas de riego o siembra, colaboraron con el alto rendimiento de estas nuevas variedades de cultivos. La Revolución verde que comenzó hace aproximadamente 50 años, aún sigue vigente: desde entonces la productividad de los principales cereales que se consumen en el mundo ha aumentado gracias a la incorporación de progresos científicos al mejoramiento genético por cruzamiento de variedades, junto con tecnologías que permitieron aprovechar al máximo el potencial de los cultivos y los recursos disponibles.

Pero eso no es todo: los progresos científicos se vieron favorecidos por el crecimiento de los sectores comerciales que suministran insumos a la agricultura; la infraestructura del campo ha mejorado y llegado a pequeños y grandes productores que antes permanecían al margen de las innovaciones tecnológicas; mientras que las nuevas prácticas lograron hacer un mejor uso de los recursos para conservarlos.

Desde su origen hasta la actualidad, la Revolución verde fue evolucionando e incorporando las más altas y avanzadas tecnologías: desde Big Data, sensores y robots para analizar los posibles escenarios, la siembra directa o labranza cero para cuidar el suelo, hasta tractores de última generación que permiten mejorar el rendimiento tanto en la siembra como en la cosecha. Hoy, con la Agricultura Moderna, este movimiento que empezó hace 50 años, cobra aún más fuerza y reafirma el compromiso de alimentar al mundo que crece cuidando los recursos.

La Revolución verde nos ha permitido comprender, además, que los avances científicos por sí solos no pueden resolver los problemas a los que nos enfrentamos a la hora de producir los alimentos. Se torna necesario contar con una estructura financiera y crediticia que permita a las empresas del rubro invertir en Investigación y Desarrollo (I + D); con Estados que garanticen el marco legal y regulatorio de cada progreso y que acompañen estos nuevos rumbos con políticas puntuales; y con la presencia de organizaciones nacionales e internacionales que colaboren con la integración de todos estos esfuerzos a nivel global, para que todos podamos encaminar nuestros esfuerzos en la misma dirección.

Hoy, esta revolución tiene un objetivo claro: el crecimiento demográfico no cesa y el mundo necesita más alimentos. Por esto la agricultura precisa reducir el desperdicio, combatir el cambio climático que arruinan las producciones, mejorar los rendimientos y cuidar aún más los recursos.

Con este foco claro, Monsanto, como empresa dedicada a proveer soluciones a los productores, invierte muchos recursos en I + D porque este es el área que permite innovar; y con la innovación viene el progreso, las mejores prácticas y la más alta eficiencia. Las semillas mejoradas, los productos para proteger los cultivos, las plataformas como Prescripciones o Cultivio, son todas maneras de mejorar la calidad y cantidad de nuestros alimentos.

La Revolución verde que comenzó en la década del ´60 aún hoy tiene plena vigencia; y todos nosotros como sociedad, tenemos que formar parte de este movimiento.
 

FUENTES:
FAO, Enseñanzas de la revolución verde: hacia una nueva revolución verde
AG BIOWORLD, The Green Revolution: Accomplishments and Apprehensions

Prescripciones DEKALB: conocer en detalle cada suelo

El suelo está compuesto por minerales, materia orgánica, pequeños organismos vegetales y animales, aire y agua. En él, se multiplican muchas formas de vida: una hectárea de tierra fértil puede contener más de 300 millones de diminutos invertebrados como insectos, arañas, lombrices y otros animales. La tierra que cabe en una cuchara puede contener un millón de bacterias, además de cientos de miles de levaduras y pequeños hongos. Conocer el detalle de cada tipo de suelo resulta fundamental a la hora de cultivar.

La Agricultura Moderna nos brinda herramientas que nos permite maximizar y optimizar cada lote, minimizar los riesgos de producción, usar los recursos de manera más eficiente y cultivar de forma segura y sustentable. Prescripciones DEKALB es un servicio brindado por DEKALB, marca líder de maíz, para mejorar el rendimiento y usar los recursos de forma más eficiente.

Esta solución combina datos del suelo, del relieve, información climática regional, el conocimiento de las mejores prácticas agronómicas para cada híbrido y algoritmos matemáticos para permitirle al productor contar con alta precisión al momento de sembrar para cada 10 m x 10 m de su lote. El sistema interpreta estos datos para obtener información precisa sobre el rendimiento de cada sector del campo. Finalmente se generan escenarios posibles de rendimiento junto con recomendaciones de híbridos, manejo y prácticas agronómicas aptas para esas condiciones – y de esta manera el productor puede contar con toda la información necesaria para tomar mejores decisiones a la hora de la siembra del maíz.

Esta innovación tecnológica requirió una inversión de 115 millones de pesos durante los últimos 5 años y ha logrado aumentar la productividad en un 6 a 10 %, hacer un uso eficiente de los recursos y reducir en un 40 % los riesgos del cultivo. Actualmente en nuestro Centro de Entrenamiento de Pergamino contamos con parcelas sembradas con Prescripciones DEKALB de manera que todos los productores o especialistas puedan observar en tiempo real los resultados.

Monsanto busca innovar y brindar las mejores soluciones para que los productores puedan optimizar sus campos. En este sentido, conocer en detalle el suelo resulta fundamental al momento de elegir qué prácticas agronómicas emplear para mantener su salud, qué cantidad de productos fertilizantes utilizar para que las plantas crezcan fuertes o cuáles son las mejores semillas para garantizar una campaña exitosa.

Prescripciones DEKALB es otra herramienta que ayuda a los trabajadores del campo a producir nuestros alimentos cuidando los recursos.

 

FUENTES
FAO,  Ecología y enseñanza rural: nociones ambientales básicas
Portal de suelos de la FAO

La importancia de conservar el suelo

El suelo es un recurso natural limitado y no renovable, sin embargo las prácticas agronómicas inadecuadas, la intensificación de su uso a causa del aumento de la población, el cambio climático y la erosión van degradando cada vez más la tierra que cultivamos.

En Monsanto reafirmamos nuestro compromiso con la preservación del suelo. Buscamos a diario nuevas herramientas y soluciones que les permitan a los productores hacer un uso eficiente del suelo y de otros recursos limitados.

Según el Banco Mundial, en el 2050 vivirán en el planeta más de 9.000 millones de personas y para alimentarlas necesitaremos incrementar en un 70% la producción agrícola. Entonces surge una pregunta fundamental: ¿cómo podemos cuidar el suelo y, al mismo tiempo, aprovechar al máximo la tierra disponible?

Herramientas innovadoras que cuidan los recursos

A lo largo de los últimos años en Monsanto hemos desarrollado diversas herramientas modernas que colaboran con el cuidado de los recursos mientras se producen los alimentos. Es el caso de Cultivio, una aplicación que ayuda a los productores a planificar las campañas para usar de la forma más eficiente el recurso del suelo. Esta app no sólo recomienda los momentos más propicios para la siembra de cada semilla sino que además, genera alertas en caso de plagas o enfermedades.
Otra de las herramientas que ofrece Monsanto es Prescripciones, una app que brinda recomendaciones específicas para cada ambiente de un lote. Los productores pueden obtener una radiografía del suelo con datos específicos de humedad, nutrientes y mayor o menor fertilidad física, entre otros factores importantes que deben conocer y tener en cuenta para mejorar su producción.

Las semillas de soja INTACTA RR2 PRO también colaboran con el cuidado del suelo y los recursos: esta tecnología permite reducir un 1.5 de aplicaciones de insecticidas por hectárea, utilizar 120 millones de litros menos de agua y ahorrar 750 mil litros de combustible por cada millón de ha.

Sin duda, todas las nuevas herramientas y soluciones que le ofrecemos al productor ayudan a cuidar los recursos limitados con los que contamos. Proteger y preservar al suelo depende de nuestras Buenas Prácticas Agrícolas pero también de utilizar la tecnología disponible para mejorar cada una de las tareas que realizamos en el campo. En el mes del suelo, sigamos trabajando juntos para cuidarlo.

¿Qué es la telemetría?

La telemetría es una técnica moderna y de alta precisión que permite recopilar datos a distancia para obtener información. Es una herramienta muy usada por diversas industrias porque posibilita la recolección de forma inalámbrica, lo que habilita el control automático de equipamientos o procesos de forma remota.

En el campo, esta técnica es usada para obtener datos del suelo o de los cultivos, para monitorear la humedad, el aire o la presencia de elementos que puedan provocar daños en las plantas y para controlar las maquinarias y sus procesos automáticos. Por ejemplo, los productores pueden abrir las aplicaciones en su tablet o celular y conocer  en segundos el estado de su cosecha, el nivel de humedad del suelo, las condiciones climáticas en su zona, la necesidad de aplicar o no productos para la protección de cultivos y datos sobre los nutrientes disponibles en su suelo.

Es gracias a la telemetría que los trabajadores del campo pueden recibir información en tiempo real en sus dispositivos móviles, lo que les permite enfrentar desafíos y solucionar problemas de forma eficaz, precisa y rápida. Aplicaciones como como Cultivio, para planificar las próximas campañas, o Prescripciones, que ofrece recomendaciones específicas para cada ambiente de un lote, son piezas esenciales en el marco de la Agricultura Moderna.

La telemedición es muy importante en todos los procesos agrícolas, sin embargo esta técnica requiere de dispositivos como sensores o receptores que capten las señales y midan los diversos parámetros de interés (terreno, tipo de suelo, clima, humedad, etc.). Son esos datos los que luego, mediante la telemetría, llegan a los ordenadores o aplicaciones que administran los productores.

Tanto la telemetría como los sensores, la geolocalización y la gestión digital son herramientas que nos trae la Agricultura de Precisión, que se basa en el posicionamiento satelital para obtener datos que luego analiza e interpreta mediante el uso de software.

En Monsanto trabajamos para que los productores puedan acceder a estas técnicas eficientes, modernas e inteligentes para tomar buenas decisiones que les permitan mejorar el rendimiento de cada campo, cuidar los recursos y conservar el planeta.

Fuentes:
FUENTE INTA
Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México
La Nación