La siembra es cada vez más precisa

Por Monsanto Argentina

La Agricultura de Precisión (AP) nos propone un conjunto de tecnologías que, usadas en el campo, reúnen información que nos ayuda a entender mejor las variaciones del suelo. Los satélites, sensores, imágenes tomadas por drones, datos geográficos obtenidos por el GPS son algunas de las herramientas de la AP que colaboran con las tareas diarias del productor.

Según los estándares mundiales, Argentina está a la vanguardia en materia de desarrollo de tecnologías de precisión; los organismos estatales como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) o las empresas privadas, como Monsanto, invierten muchos recursos en Investigación y Desarrollo para descubrir nuevas soluciones innovadoras y más precisas.

En el marco de la AP, un informe reciente del INTA reveló que el 60% de las sembradoras de maíz comercializadas en nuestro país durante el 2016 y 2017 lograron un aumento de hasta el 10% en las producciones gracias al equipamiento de dosificadores de neumáticos. El estudio comparó los rendimientos de las producciones que usaron sembradoras tradicionales frente a aquellas que emplearon las más modernas y el resultado fue claro: la siembra es cada vez más precisa gracias a las tecnologías incorporadas en esta maquinaria.

Las sembradoras más modernas cuentan con estabilizadores en cuerpo de siembra lo que permite obtener una uniformidad en la profundidad de la siembra y en la distribución de las semillas sobre la línea. El equipamiento de control que se instala en las sembradoras permiten controlar la fuerza de las ruedas y mantenerla constante – sin importar las irregularidades del terreno – y amortiguan los movimientos y las vibraciones durante la colocación de la semilla. Este sembrado resultó en una  correcta germinación, una emergencia uniforme y un mejor esparcimiento de las plantas dentro del surco. En aquellos casos donde se utilizó esta maquinaria, se observó un aumento de hasta el 10% de las producciones de maíz.

El camino a la automatización

Este tipo de tecnologías de avanzada nos permiten maximizar las producciones, desde la siembra hasta la cosecha. La tendencia a nivel mundial está relacionada a la robotización, la digitalización y la automatización de estos procesos que nos conducen a una agricultura cada vez más precisa.

En Monsanto celebramos cada innovación que nos permita ser más precisos y eficientes con el uso de cada recurso. Junto a los organismos del Estado y otras empresas privadas tenemos un objetivo en común: ayudar al productor a hacerle frente a los desafíos para tomar las mejores decisiones. Las máquinas más modernas colaboran con la exactitud de cada proceso; y esa precisión aumenta directamente la eficiencia y confort del trabajo, el rendimiento de las producciones y el uso correcto de los recursos.

Fuentes:
Clarín, La siembra de maíz se vuelve cada vez más precisa
INTA, Siembra de precisión: tecnología que aumenta 10 % la producción de maíz

Artículos relacionados