La importancia del deporte para los niños.

Por Monsanto Argentina

Además de una alimentación equilibrada, es importante que los niños realicen deportes. ¿Por qué? ¿Qué beneficios tiene? ¡Chequeá esta nota!

La práctica deportiva desde edades tempranas de vida ayuda en muchos aspectos y no sólo a nivel físico: realizar una actividad grupal hace que los chicos tengan una vida social más activa, mejora el nivel mental y promueve una vida más saludable. Y esto es clave porque los hábitos que son incorporados cuando una persona es pequeña, suelen permanecer.

Por otro lado, que el niño se integre a un grupo es muy beneficioso. En este sentido, pertenecer a un equipo los ayuda a prepararse para la vida y aprender a experimentar las derrotas y los triunfos. Esto es importante para la formación de su personalidad.

Cuestión de salud

El deporte tiene múltiples beneficios para la salud. En cuestiones de mente, ayuda a que haya una apertura social y superación de la timidez, haciendo que el niño se integre a la sociedad de una forma divertida y sana. Además permite que entiendan la importancia de respetar normas y seguir reglas.

Si pensamos en el cuerpo, articular movimientos coordinados mejora su rendimiento motor, favorece el desarrollo de los músculos y los huesos, y aumenta el gusto por la realización del ejercicio físico, algo importante para el resto de su vida. También, contribuye al funcionamiento cardiorespiratorio y la oxigenación de la sangre.

¿Cuándo empezamos?

Los chicos pueden empezar a realizar actividad física desde bebés. Existen muchas actividades, como la natación, que están pensadas para que los papás las hagan junto con ellos.

Luego, durante el ciclo escolar, los docentes enseñan la Actividad Física dentro de la currícula de materias. A partir de los 7 años, los chicos ya pueden comenzar a realizar actividades deportivas en equipo, porque cuentan con la posibilidad de resolver situaciones motoras.

¿Qué se debe tener en cuenta? Que se diviertan y disfruten de la actividad sin exigencias. Es importante que hagan deportes con otros niños de su edad y que la competencia no sea lo más importante. La idea es que aprendan la importancia del deporte de manera alegre y lúdica, sin presiones.

El combustible

Junto con la actividad, el niño necesita comer sano y así obtener la energía necesaria. Hemos hablado mucho de la alimentación sana, acá hacemos un repaso de las claves:

-Hidratarse: beber agua durante todo el día y mientras se realiza la actividad.

-Sumar frutas y verduras: ellas le darán la energía que necesita.

-Variedad: los platos deben ser variados. Además de vegetales de todos colores, sumar legumbres, carnes (de vaca, de pollo y de cerdo), arroz, lácteos y huevos.

-Bajar el consumo de azúcares: estos alimentos están últimos en el óvalo nutricional, por eso deben ser lo que se ingiera en menor cantidad.

El deporte ayuda a nivel físico, mental y social. Por eso, hacé que los más chicos incorporen este hábito saludable y acompañalos. Podés hacer actividades en familia, al aire libre, así se conectan con su cuerpo, el medio ambiente y la naturaleza. ¡No hay nada mejor que aprender jugando!

 

Artículos relacionados