La importancia del dato

Por Monsanto Argentina

La nueva era digital y la automatización proponen novedosas maneras de evolucionar en todas las industrias. Cada vez es más común observar en los espacios de trabajo la fusión de prácticas manuales o tradicionales junto con dispositivos tecnológicos y pantallas que constantemente recolectan y analizan datos.

En el campo, la era digital es una realidad. La introducción de múltiples herramientas digitales y modernas en el trabajo cotidiano del campo están logrando mejorar la productividad, la sofisticación técnica y la sostenibilidad ambiental. La introducción del análisis de los datos en el agro nos brinda grandes beneficios: desde predecir condiciones climáticas hasta detectar enfermedades a tiempo o mejorar la eficiencia del uso del agua.

Y si bien entendemos a la Ciencia de los Datos como una disciplina que analiza y combina miles de millones de datos, cada uno por sí mismo tiene un valor. Son esas informaciones individuales y específicas del suelo, el clima, las plantas o las plagas las que luego, mediante los algoritmos, se fusionan para brindar predicciones, soluciones o respuestas a problemas concretos.

El cultivo del futuro contempla la integración de muchos datos, dispositivos y tecnologías disponibles. En la medida en que las prácticas y los métodos continúen evolucionando, las innovaciones en ciencia de datos, software, genética de plantas y robótica serán cada vez mayores. Los científicos del campo, gracias a las grandes inversiones en Investigación y Desarrollo, están aprovechando cada dato para descubrir mejores maneras de producir y cuidar los recursos.

En Monsanto somos pioneros de la agricultura digital. En todas las áreas de trabajo de nuestra compañía, la recolección, el análisis y la interpretación de cada grupo de datos es fundamental para avanzar hacia nuevas soluciones que mejoren las prácticas agronómicas.

Por ejemplo, en nuestros Centros de Entrenamiento empleamos recomendaciones que se evalúan en nuestra red de ensayos de más de 200 localidades. Esta información nos permite conocer la performance de nuestros productos en condiciones del productor, las mejores prácticas agronómicas a seguir según los distintos ambientes y la mejor fertilización que podemos ofrecer en cada condición. Y toda la información que generamos sobre manejo de productos, se puede encontrar de forma muy sencilla en nuestra aplicación para móviles Cultivio.

Otra de las áreas en la que cada dato importa es la de Breeding, en la que desde 2014 se vienen descubriendo nuevas variedades de soja e híbridos de maíz gracias a métodos avanzados de análisis de datos. Estos científicos combinan información genómica con datos analíticos para predecir el comportamiento de cada innovación con rapidez y precisión. La importancia del dato es clara: en 2014 se analizaron 41 millones de datos disponibles; y en 2017 se usaron más de 40 millones de datos para crear nuevos productos.

Estamos convencidos de que, para evolucionar, tenemos que descubrir nuevos modos de trabajar en el campo para volver más eficiente el uso de los recursos y más productivas las campañas. La era digital nos abre una puerta a nuevas oportunidades para ofrecer mejores soluciones que ayuden a los productores a decidir en los momentos desafiantes; y en este contexto cada dato importa.

Artículos relacionados