La importancia de conservar el suelo

Por Monsanto Argentina

El suelo es un recurso natural limitado y no renovable, sin embargo las prácticas agronómicas inadecuadas, la intensificación de su uso a causa del aumento de la población, el cambio climático y la erosión van degradando cada vez más la tierra que cultivamos.

En Monsanto reafirmamos nuestro compromiso con la preservación del suelo. Buscamos a diario nuevas herramientas y soluciones que les permitan a los productores hacer un uso eficiente del suelo y de otros recursos limitados.

Según el Banco Mundial, en el 2050 vivirán en el planeta más de 9.000 millones de personas y para alimentarlas necesitaremos incrementar en un 70% la producción agrícola. Entonces surge una pregunta fundamental: ¿cómo podemos cuidar el suelo y, al mismo tiempo, aprovechar al máximo la tierra disponible?

Herramientas innovadoras que cuidan los recursos

A lo largo de los últimos años en Monsanto hemos desarrollado diversas herramientas modernas que colaboran con el cuidado de los recursos mientras se producen los alimentos. Es el caso de Cultivio, una aplicación que ayuda a los productores a planificar las campañas para usar de la forma más eficiente el recurso del suelo. Esta app no sólo recomienda los momentos más propicios para la siembra de cada semilla sino que además, genera alertas en caso de plagas o enfermedades.
Otra de las herramientas que ofrece Monsanto es Prescripciones, una app que brinda recomendaciones específicas para cada ambiente de un lote. Los productores pueden obtener una radiografía del suelo con datos específicos de humedad, nutrientes y mayor o menor fertilidad física, entre otros factores importantes que deben conocer y tener en cuenta para mejorar su producción.

Las semillas de soja INTACTA RR2 PRO también colaboran con el cuidado del suelo y los recursos: esta tecnología permite reducir un 1.5 de aplicaciones de insecticidas por hectárea, utilizar 120 millones de litros menos de agua y ahorrar 750 mil litros de combustible por cada millón de ha.

Sin duda, todas las nuevas herramientas y soluciones que le ofrecemos al productor ayudan a cuidar los recursos limitados con los que contamos. Proteger y preservar al suelo depende de nuestras Buenas Prácticas Agrícolas pero también de utilizar la tecnología disponible para mejorar cada una de las tareas que realizamos en el campo. En el mes del suelo, sigamos trabajando juntos para cuidarlo.

Artículos relacionados