Emocionalmente opuestos. ¿Y la ciencia?

Por Monsanto Argentina

La población se opone a los transgénicos aunque las evidencias científicas demuestran su seguridad. Te contamos por qué sucede esto.

transgenicos2

Distintos estudios realizados en las Universidades de Oklahoma y Florida, de Estados Unidos, y Gante, en Bélgica, afirman que las personas tienen una mala percepción de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) por cuestiones emocionales. Pese a que la ciencia demostró que son seguros para el cuerpo humano, los consumidores no conectan con los nuevos conocimientos que se les presentan acerca de los transgénicos.

Según los especialistas, el rechazo a la información sobre la seguridad de los OMG se debe a que las personas cuentan con creencias anteriores y esto evita poder aceptar la información nueva. Pero hay otros factores que influyen como la malinterpretación de los datos, los problemas de procesamiento de resultados científicos y la función cognitiva.

Con respecto a las funciones cognitivas, filósofos y científicos de la Universidad de Gante, Bélgica, afirman que la oposición a los transgénicos se debe a la susceptibilidad del cerebro frente a imágenes negativas, que en general son propuestas por distintos grupos extremistas ambientalistas. Estos últimos apelan a representaciones y emociones negativas para construir mensajes opuestos a la biotecnología agraria y alimentaria.

Pero las imágenes a las que apelan no tienen sustento científico, ni pruebas contundentes de que aquello que muestran sea verídico o se deba a las causas que ellos aducen. Como, según los estudios, a las personas nos cuesta más procesar datos científicos, justamente no cuestionamos la transparencia o veracidad de la información que difunden sino que solo retenemos la figura negativa que nos proponen.

Sin embargo, la biotecnología y los transgénicos contribuyen cada día de manera más eficiente a una agricultura sustentable. Muchas veces, la tecnología es rechazada por las personas, sin siquiera entender de qué se trata.

Es hora de informarnos y aprender para conocer las distintas soluciones que la biotecnología nos ofrece para vivir en un mundo sustentable. Alimentar a la población en constante crecimiento y conservar más nuestros recursos naturales limitados es el desafío.

Fuentes:
Fundación Antama – Rechazo a pesar de las evidencias científicas sobre su seguridad

Fundación Antama – La Oposición social a los OMGs 

Artículos relacionados