El maíz: un cultivo multifacético

Por Monsanto Argentina

Desde la época de los aztecas hasta la actualidad, el maíz ha sido uno de los cultivos más importantes. Acá te contamos todo sobre sus diversos usos.

Había una vez… el maíz

La historia del maíz se remonta a más de 7000 años atrás. Su nombre, de origen Indio – Caribeño, significa literalmente “lo que sustenta la vida”. Y es que se trata de unos de los cereales más importantes del mundo, junto con el arroz y el trigo, porque nos brinda muchos nutrientes, pero también es insumo de un montón de otros productos.

Los aztecas, famosos por su agricultura, lo domesticaron y utilizaron de diversas maneras. Para ellos, se trataba de una planta sagrada que, además de alimentar a la población, servía para realizar rituales, nutrir a los animales, como medicamento y demás usos culturales, algunos de los cuales aún siguen vigentes.

La planta sagrada

Debido a creencias religiosas, festividades o nutrición, todas las partes de la planta eran utilizadas por las antiguas civilizaciones. El elote, mazorca, o marlo, como lo conocemos nosotros, se consumía asado o cocido, en sopas, guisos y otras preparaciones culinarias. Lo mismo sucedía con su versión molida y tostada, que se incorporaba a distintas recetas.

Los aztecas también hacían infusiones con esta planta que ayudaba a aliviar el malestar estomacal y otras afecciones. Los granos secos y coloreados se utilizaban en rituales o como ofrendas en ceremonias. Algunos los llevaban colgados en collares como accesorios.

¡El maíz es más que un alimento!

Unos 700 años más tarde, el maíz sigue conservando su importancia porque constituye uno de los cultivos alimentarios básicos según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Hoy lo comemos como choclo, harina o polenta, y también se usa para hacer cosméticos, gaseosas, snacks, pegamentos, remedios y biocombustible. De hecho, ¡hasta sus residuos son utilizados! Por ejemplo, se aprovechan como alimentos para animales, como base para extraer productos químicos y para mejorar el suelo.

De ayer a hoy, el maíz sigue siendo tan multifacético como siempre.

El maíz un cultivo multifacético texto

Fuente: http://www.fao.org/docrep/t0395s/t0395s02.htm

Artículos relacionados