El desafío: mariposas monarcas

Por Monsanto Argentina

Estos pequeños insectos están afrontando distintos factores que provocaron un descenso marcado de su población en los últimos años. Es importante actuar para mejorar su hábitat y garantizarles una mejor calidad de vida y salud. Desde Monsanto, ya estamos comprometidos. 

La biodiversidad es algo que tenemos que cuidar entre todos: cada persona en su casa, los trabajadores en el campo, y las grandes empresas a través de investigaciones o acciones puntuales. Por eso, distintos actores, en colaboración, están trabajando para encontrar soluciones a la problemática de las mariposas monarcas de América del Norte.
Esta es una de las especies más comunes. Su cuerpo es negro con alas en color anaranjado y líneas blancas. Se diferencian del resto porque aprovechan los vientos para volar por las alturas, en vez de hacerlo al ras del suelo. Cada otoño, millones de estas mariposas migran a sitios de México y a diversos lugares en la costa de California. En primavera, regresan a las áreas en las que se reproducen y el ciclo comienza nuevamente: se trata de la migración bidireccional más grandiosa del planeta por la cantidad de kilómetros que recorren y, por eso, son una de las especies más reconocidas a nivel mundial.

Pero, ¿qué está pasando con ellas?
Recientes estudios informaron que, en los últimos 20 años, su población se redujo en un 90%. Estos resultados nos indican que debemos ayudarlas y protegerlas. Los factores que están provocando esta pérdida son múltiples. Por un lado, el cambio climático; por otro, la pérdida de su hábitat y la disminución del algodoncillo, planta que necesitan para sobrevivir.
¿Por qué sucede esto? Porque las malezas compiten con los cultivos por el agua, la luz solar y los nutrientes que les brinda el suelo. Los productores, entonces, trabajan para reducir estas malas hierbas, pero existen algunas que son de difícil control, y son esas las que están afectando al algodoncillo.
Con las innovaciones tecnológicas se está contribuyendo a practicar una agricultura más sustentable para lograr reducir las malezas, que haya menos erosión del suelo, un uso más eficiente del agua y menos emisión de gases de efecto invernadero, entre otros. Sin embargo, es necesario seguir trabajando para restaurar su hábitat y encontrar lugares fuera de los campos de cultivo para que las mariposas monarcas puedan prosperar.

Porque nos preocupa nos ocupa
Monsanto, frente a este problema, se comprometió a ayudar a alcanzar una población sostenible y saludable de mariposas monarcas. ¿Cómo? Mediante la colaboración, a nivel mundial, con expertos de universidades, organizaciones no lucrativas y agencias gubernamentales para ayudar a abordar los desafíos que enfrentan las monarcas.
Además, se realizan contribuciones para financiar varios programas, investigaciones científicas para encontrar soluciones y educación para que la población sepa qué medidas tomar para ayudar a estas mariposas.
La conservación de la biodiversidad y de las mariposas monarcas es un compromiso que todos los habitantes del mundo deben asumir. Difundamos este mensaje para seguir viéndolas volar y garantizarles una mejor calidad de vida.

info mariposas ok

Artículos relacionados