El Campo en la era del Big Data

Por Monsanto Argentina

En la era de la información, aplicar tecnologías como el Big Data al campo resulta imprescindible para tomar decisiones inteligentes que permitan optimizar recursos para la producción de alimentos.

La agricultura del futuro ya llegó. Con el uso de diferentes aplicaciones podemos obtener información de las condiciones climáticas, el estado del suelo y los cultivos, para luego, gracias al uso de las tecnologías de Big Data, medir, procesar y analizar la gran cantidad de datos obtenida de manera simple.  Obtenemos de esta forma información precisa y sumamente valiosa como series históricas de clima, mapas de suelos y rendimientos de las campañas anteriores que nos permitirán tomar mejores decisiones, cuidando los recursos disponibles, para lograr más y mejores alimentos.

La tecnología del Big Data abre una puerta de oportunidades para el análisis de grandes volúmenes de datos. A través del estudio de información que puede provenir de sensores, satélites, drones, micrófonos, cámaras y aplicaciones móviles, entre otros; el Big Data facilita la toma de decisiones, incluso en tiempo real. En el campo, los datos de cuántas semillas se emplean, el tipo de suelo en el que se realizará la siembra, la cantidad exacta de insumos que se necesitan en cada ambiente, pueden utilizarse para realizar una evaluación global que permita proyecciones de productividad más precisas optimizando el uso de tiempo y recursos. Con el uso de sensores que miden el PH o la humedad de la tierra y la calidad del aire o los niveles de nitrógeno, o aplicaciones móviles que permiten monitorear anomalías en los cultivos como enfermedades, plagas o necesidad de nutrientes, es cada vez más fácil controlar la siembra, la cantidad de agua necesaria para cada sector y la implementación de los insumos de la forma más exacta posible. Lejos quedaron los tiempos en los que los productores se basaban en su intuición y experiencia para organizar un calendario de tareas.

En Monsanto, buscamos acompañar la evolución tecnológica en el campo y acercar herramientas digitales que ayuden a mejorar la productividad; por eso desarrollamos distintas aplicaciones que permiten tomar decisiones más eficientes.

Cultivio es una app que ayuda a los productores a planificar las próximas campañas conociendo el momento más propicio para la siembra de cada semilla. Desde su celular, Tablet o computadora, el productor puede organizar las fechas de siembra y seguir al momento el crecimiento de sus cultivos. Además, la herramienta genera una alerta en aquellos momentos que se pueda generar una plaga o enfermedades como bacterias y hongos.

Otra de las herramientas que ofrece Monsanto para la producción es Prescripciones. Una app que ofrece recomendaciones específicas para cada ambiente de un lote. Los productores pueden obtener una radiografía del suelo con datos específicos de humedad, nutrientes y mayor o menor fertilidad física, entre otros factores importantes que deben conocer y tener en cuenta para mejorar su producción. Gracias a este análisis pueden, por ejemplo,   conocer cuáles son las mejores semillas para cada tipo de suelo, para aumentar la productividad de la siembra y la calidad de la cosecha.

A través de esta y otras herramientas, en Monsanto continuamos colaborando con la producción en el campo, aportando investigación y desarrollo y generando más y mejores alimentos con cada vez menos recursos.

 

Fuentes:
La Nación, ¿Qué puede hacer el Big Data para el campo?
El Economista, La moda del Big Data: ¿En qué consiste en realidad?
Revista Chacra, Big data ¿el camino al aumento de producción?

Artículos relacionados