El agua: un recurso a proteger entre todos

Por Monsanto Argentina

El agua cubre más del 70% de la Tierra. Siendo tan abundante, ¿por qué se habla de la crisis global de este recurso? La respuesta es que sólo el 1% es agua dulce y apta para consumo. El agua es un factor crítico para la vida de las personas, los animales y las plantas.  Por eso, es fundamental tomar conciencia de su importancia.

Producir alimentos es una de las actividades humanas que más agua requiere; la ONU estima que el 70% de las extracciones de agua dulce se destinan a la producción de alimentos y fibras. Por eso, para poder garantizar la producción y la disponibilidad de los alimentos en un mundo amenazado por el cambio climático, debemos hacer un uso más eficiente e inteligente de este recurso. Una agricultura intensificada y sustentable requiere tecnologías y  prácticas  de cultivo que ayuden a optimizar el uso de los recursos de una manera perdurable en el tiempo. Hoy más que nunca, cada gota cuenta.

En Monsanto asumimos el compromiso de mejorar en un 25% la eficiencia del uso del agua al 2020 en las operaciones globales de producción de semillas y trabajamos en colaboración para ayudar a los productores a incrementar su eficiencia en el uso del agua.

Y para esto nos enfocamos en tres grandes áreas:

  • Asociándonos con instituciones y organizaciones para crear productos innovadores e impulsar el uso de nuevas tecnologías que ayuden a los productores y agricultores a cultivar más alimentos – incluso en condiciones de sequía.
  • Supervisando y reduciendo el uso de agua en nuestras operaciones, para proporcionar a los productores las semillas y las herramientas que necesitan para producir nuestros alimentos, a la vez que trabajamos para reducir nuestra huella ambiental.
  • Colaborando con los productores, la industria de la alimentación, la agricultura y otras organizaciones para intercambiar conocimientos y aprender de las soluciones innovadoras que cada uno está desarrollando para mejorar la sostenibilidad del agua.

 

Los que siguen son sólo algunos ejemplos de proyectos en los que estamos trabajando a nivel mundial para utilizar el agua de manera más eficiente:

 

– Utilización de sondas para evaluar el estado hídrico del suelo (Argentina)

Históricamente el manejo del riego en los lotes de producción de líneas de maíz se basó en la observación del estado del suelo, y en la experiencia de las personas que decidían si era necesario regar o no. Para mejorar esta práctica, se implementó el uso de sondas subterráneas que permiten conocer el estado hídrico del lote en tiempo real. La información se recibe por computadora, sin importar cuán distantes estén los campos. De esta manera, se puede evitar el déficit o exceso de riego del cultivo y hacer un uso más sustentable del recurso.

Algunas de las ventajas de la aplicación de estas sondas, son:

  • Manejo eficiente de las recorridas a campo
  • Menor riesgo de salinización de los suelos
  • Disminución de riesgos de exceso o déficit hídrico
  • Ahorro de un 10 % en el consumo de agua

 

– Proyecto Hydrobio (Chile)

Se trata de una herramienta que permite a los productores y agricultores chilenos saber cómo y cuánto regar, gracias a la utilización de imágenes satelitales que indican cuánta agua requiere cada cultivo. Utiliza un algoritmo que genera prescripciones de riego en base a información satelital, y que incluye: riego aplicado, lluvias, estado fenológico e información de estaciones meteorológicas. Así, la información permite identificar zonas de riego diferenciado para aumentar la eficiencia del uso del agua y también de energía.

DSC01336 (3)

 

– Reutilización de agua en el proceso de semilla húmeda Santa Julia (Chile)

Es un proyecto que contempla la optimización del uso de agua durante el proceso de lavado  de semillas de zapallo, sandía y pepino. Con la implementación de filtros para la remoción de partículas finas y la desinfección del agua con uso de luz ultravioleta, se ha alcanzado una reutilización del agua de entre un 70 – 80 %.

 

– Ensayos de sustentabilidad de uso de agua de riego para zanahoria y brásicas (Chile)

La utilización de “mulching” (también conocido como mantillo, se trata de una cubierta protectora que se aplica en el área que rodea a cada planta) en los cultivos de zanahorias y brásicas, como el brócoli y el coliflor, ayuda a controlar la presencia de malezas dado que incrementa la temperatura del suelo, reduce el pasaje de luz y constituye una barrera física para el crecimiento de otras plantas. Adicionalmente, el riego por goteo permite hacer llegar el agua sólo al cultivo de interés, constituyendo una herramienta sustentable y racional, tanto en el uso del agua como para el control de malezas.

 

– Riego por cinta de goteo (Chile)

Es un proyecto que busca transformar el riego tradicional de surcos a riego por goteo, aumentando la eficiencia del uso de agua. El proyecto se inició en julio de 2015 cuando se seleccionó un grupo de agricultores en cuyos campos se implementó el sistema y que recibieron la capacitación para utilizarlo, operando bajo un modelo de negocio donde se cofinancia este traspaso de tecnología entre el agricultor y la empresa. Hoy en día, 87 hectáreas de campos de producción en el área de San Clemente, Talca  se encuentran bajo este sistema de riego, que permite utilizar sólo un tercio del agua que se requería para regar de modo tradicional.  De esta manera han logrado: un uso más eficiente del agua, mayor confiabilidad en  la producción de contra estación, velocidad de siembra, incorporación de tecnologías innovadoras por parte de los agricultores y mejoras en la calidad de productos.

1271

 

– Repensando la producción de semillas en Ica (Perú)

El desierto de Ica, situado en la región costera de Perú, es considerado como un paraíso agrícola gracias a las condiciones climáticas ideales que permiten cultivar durante todo el año. Allí se produce más de la mitad de las semillas de melón del mundo y es uno de los centros de producción más grandes de semillas de tomate de Monsanto.

Ante los problemas constantes de abastecimiento de agua dulce, el equipo local investigó formas innovadoras de utilizar el agua de manera más eficiente. Entre los cambios que se realizaron, se incluyen:

  • Reducción de la superficie cultivada requerida para la producción de semillas Monsanto
  • Producción de melón en invernaderos para reducir la evaporación
  • Implementación de nuevos sistemas de conducción y poda

A partir de estas modificaciones fue posible reducir el consumo de más de 64 millones de litros de agua en el año calendario 2013, equivalente a unas 25 piletas olímpicas. | Ver+>>

 

– Programa de Maíz Eficiente en el uso de Agua para África

El maíz es la principal fuente de alimento para más de 300 millones de africanos, un cultivo que se ve severamente afectado por la sequía, dando lugar a rendimientos bajos e impredecibles o, en algunos casos, echando a perder por completo una cosecha. El proyecto (WEMA, por sus siglas e inglés) se centra en el desarrollo de un maíz tolerante a la sequía en África, buscando que la estabilidad en el rendimiento alcance un potencial suficiente para reducir el hambre y mejorar los medios de vida de millones de africanos. |  Ver +>>

 

– Proyecto AquaTEK® (Italia)

Se trata de un sistema de manejo del riego para ayudar a los productores italianos de maíz a aumentar la eficiencia en el uso del agua, la energía y el suelo, mediante la maximización de la producción y la reducción del consumo de agua de riego y de combustible. Además de aumentar la producción de maíz por hectárea, el sistema AquaTEK™ permitió:

  • Ahorrar un 17% del agua de riego usada
  • Aumentar la eficiencia energética en un 20%
  • Aumentar el rendimiento en un 12% frente al riego tradicional
  • Reducir la lixiviación de nitrógeno en un 78%

La iniciativa surgió en 2009 como una colaboración público-privada. Hoy cuenta con la participación de Netafim -una compañía experta en métodos de irrigación-, la Universidad de Milán e HydroBio. |  Ver +>>

 

– Centro para mejoramiento en la utilización del agua – Gothenburg, Nebraska (Estados Unidos)

A través de simuladores de lluvia e irrigación es posible determinar cómo responden las diferentes variedades de semillas y prácticas agronómicas. Esto ayuda a los productores a mejorar el manejo de sus cultivos y a lograr altos rendimientos mediante el uso racional del agua.| Ver +>>

Artículos relacionados