El agua: nuestro recurso más valioso

Por Monsanto Argentina

Vivimos en un mundo en donde el agua es esencial para la vida: absolutamente todos los seres vivos la necesitan para sobrevivir. Por eso, es fundamental tomar conciencia de su importancia.

Además de ser seres humanos constituidos por un 70% de agua, en nuestro mundo el agua es un factor necesario para la vida: nosotros, los animales y las plantas -y en consecuencia los alimentos- dependen de ella.

Y no solo para vivir, ¿sabías que a mitad de los trabajadores del mundo (1500 millones de personas) trabajan en sectores relacionados con el agua? Así, ésta se convierte en un recurso fundamental en todos los aspectos, y por eso, el 22 de marzo celebramos el Día Mundial del Agua.

En la agricultura, o jardinería, siempre se utilizó el riego como una forma esencial para aportar el agua necesaria al suelo con el objetivo de que las plantas puedan crecer. En algunos casos, este aporte de agua se trata de la lluvia, mientras que en otros casos es necesario aplicar otras técnicas de riego más específicas.

Pero con el paso de los años la población va aumentando, y lo seguirá haciendo de forma continua. Para el año 2050 se estima que crezca un 32%, lo que representa un reto para la agricultura respecto de la cantidad de agua disponible que poseemos en el mundo.

Por otro lado, la FAO estima que para ese año deberemos incrementar la producción de alimentos en un 60% más de lo que producimos ahora. De esta forma podremos alimentar a los más de 9.000 millones de personas que vivirán en nuestro planeta. En otras palabras, necesitamos aumentar la cantidad de alimentos para una población creciente, mientras utilizamos la menor cantidad de agua posible.

Para poder garantizar la producción y la disponibilidad de los alimentos en el futuro, es necesario hacer un uso más eficiente de los recursos que poseemos, entre ellos el agua. La respuesta a este reto pasa por la agricultura sustentable e intensificada, que se caracteriza por la utilización de tecnologías y técnicas de cultivo que ayudan a optimizar el uso de los recursos de una manera perdurable en el tiempo.

Esta agricultura proporciona soluciones a los productores para generar más alimentos con menos tierra, agua y energía. Además, no solo se encarga de ayudar al agricultor con la eficiencia en el uso de agua y otros recursos, sino que también protege el suelo y la biodiversidad.

Desde Monsanto promovemos, a través de nuestras soluciones tecnológicas, una agricultura sustentable e intensificada capaz de conservar los recursos naturales, no solo en la eficiencia del uso del agua de riego, sino también a través de sistemas de agricultura integrada y de precisión.

La agricultura sustentable e intensificada es una apuesta segura, llena de ventajas y que nos ayudará a utilizar los recursos como el agua de forma más eficiente para poder afrontar el reto de producir alimentos accesibles para una población en constante crecimiento.

Este 22 de marzo celebremos el trabajo colaborativo de miles de personas, empresas y organismos que con ideas innovadoras y soluciones, nos ayudan a acercarnos a un futuro sostenible y sustentable. Cada gota es más necesaria que nunca.

Artículos relacionados