EL ABC de los pesticidas: ¿qué son y para qué sirven?

Por Sara Allen, Crop Protection Engagement Manager

Los herbicidas son una herramienta crucial que permiten a los productores controlar las malezas que compiten con los cultivos por los nutrientes y el agua del suelo, de forma eficaz y segura. Estos productos ayudan a quienes trabajan en el campo a producir de la manera más eficiente posible, conservando los recursos naturales como el agua y la tierra.

Sara Allen, Gerente de Compromiso de Protección de Cultivos, nos responde todas las preguntas.

Pregunta (P): ¿Qué es un herbicida?

Respuesta (R): Un herbicida es un producto químico que protege a los cultivos de las malezas, con quienes compite por el agua y los nutrientes del suelo.

P: ¿Cuál es la diferencia entre los herbicidas y los pesticidas?

R: Plaguicida es el término general que se utiliza para denominar a las herramientas químicas que los productores utilizan para proteger sus cultivos de malezas, insectos y enfermedades que pueden afectar una cosecha. Existen tres tipos principales de plaguicidas: herbicidas, que protegen las plantas de las malezas que pueden tomar el agua y los nutrientes que estas necesitan; insecticidas, que actúan contra insectos dañinos y fungicidas, que cuidan los cultivos de los hongos que propagan enfermedades en las plantas.

P: ¿Por qué los pesticidas son tan importantes como herramientas para la protección de cultivos?

R: Cada año, casi el 40 % de las cosechas potenciales del mundo se pierden a causa de los daños producidos por las malezas, insectos y enfermedades. Estas pérdidas podrían duplicarse sin pesticidas y otras prácticas de protección de cultivos. La mayoría de los productores, tanto los tradicionales como los orgánicos, utilizan algún tipo de pesticida en el manejo de sus cultivos.

P: ¿Cómo se usan estos productos?

R: Los herbicidas son más efectivos cuando se usan en el lugar adecuado, en el momento exacto y en la cantidad precisa. Los productores los utilizan en combinación con una variedad de otras herramientas y productos. Tecnologías como el GPS, la pulverización selectiva y el análisis de datos, ayudan a que los productores apliquen sólo la cantidad necesaria de herbicida.

P: ¿Los herbicidas son seguros?

R: Al igual que todos los plaguicidas, los herbicidas se someten a evaluaciones exhaustivas de las autoridades reguladoras de cada país además de la Agencia de Protección Ambiental de EEUU (EPA). Por ejemplo, en EE. UU., se realizan más de 100 estudios de seguridad antes de que un producto esté disponible para los productores. Una vez que un herbicida se aprueba, es revisado por los reguladores periódicamente para corroborar que puede utilizarse de forma segura, basados en nueva información. En muchos otros países, los agricultores están incluso obligados a recibir capacitación y certificación regulares en el uso apropiado de herbicidas.

En Argentina, La Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes, tiene como objetivo lograr un manejo y uso responsable de los fitosanitarios y, con este fin, existen las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), un conjunto de principios, normas y recomendaciones técnicas orientadas a asegurar la protección de la higiene, la salud humana y el medio ambiente, mediante métodos ecológicamente seguros, higiénicamente aceptables y económicamente factibles.

P: ¿Cuánta cantidad de producto utilizan los agricultores?

R: Es importante entender qué pequeña es la cantidad de pesticidas involucrados en las producciones. La cantidad de ingrediente activo que va en una hectárea de cultivos (un espacio lo suficientemente grande para estacionar unos 590 autos) es de aproximadamente 1 a 2 litros, lo mismo que el tamaño de una botella grande de gaseosa. Esto se debe a que los herbicidas modernos son herramientas muy eficaces y específicas.

P: ¿Con qué frecuencia los productores analizan las maneras de controlar las malezas?

¡Todos los días! Durante la temporada baja, están tratando de averiguar todo lo que necesitan comprar y obtener antes de tiempo para conseguir el mejor precio. Durante la temporada, constantemente chequean el clima, intentan adelantarse a los cambios, revisan el estado de sus cultivos para determinar cuándo es momento de aplicar productos. Ellos buscan el equilibrio justo entre lograr la máxima eficacia y sincronizarla con la naturaleza.

Cuando un productor pone una semilla en el suelo, ésta tiene en ese momento su mayor potencial de rendimiento. Luego, cada día que pasa, ese cultivo se ve amenazado por las malezas, la lluvia, el clima, las enfermedades, los animales y los insectos. Para protegerlos, los trabajadores del campo buscan controlar las plagas utilizando el producto en lugar adecuado, en el momento exacto y en la cantidad precisa.

P: Además de estos productos, ¿de qué otra manera los productores combaten las malezas?

R: La rotación de cultivos, la labranza, la selección de semillas, recorrer los campos para detectar signos de malezas, plagas y enfermedades, el desmalezamiento manual, los cultivos de cobertura e incluso ajustar espacios entre filas durante la siembra son todas herramientas efectivas en el manejo de malezas.

P: Es interesante el tema de los espacios entre las filas. ¿Cómo ayuda esto en el desafío de combatir las malezas?

R: Cuanto más rápido llega un cultivo al estado de canopia, el punto en que el cultivo llega a cubrir los surcos dado que las plantas de filas consecutivas casi se tocan entre sí,   mejor se pueden suprimir las malezas. Esto se debe a que la sombra producida por los mismos cultivos impide que las plántulas de las malezas alcancen a captar la luz del sol, inhibiendo así su crecimiento. Cuando las plantas logran protegerse a sí mismas de estas amenazas significa que los productores están dejando que la naturaleza siga su curso.

Búsqueda de eficiencia continua

Los herbicidas son una herramienta importante para ayudar a los productores a obtener mejores rendimientos y a utilizar los recursos de manera más eficiente. Utilizar sólo la cantidad necesaria, ya sea agua o el propio herbicida, es bueno tanto para los cultivos como para el resultado final de cada producción. Los científicos que se dedican a trabajar con los productos para la protección de los cultivos realmente valoran las discusiones abiertas y transparentes. Lo más importante a recordar es que los herbicidas son sólo una herramienta dentro de la caja de herramientas de protección de cultivos.

 

Artículos relacionados