Día Internacional del Planeta Tierra, tomemos conciencia

Por Monsanto Argentina

En 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró al 22 de abril como el Día Internacional del Planeta Tierra. El objetivo era reafirmar la importancia de la Tierra, sus ecosistemas y biodiversidad para promover la armonía entre la naturaleza y la sociedad. Cada año, alrededor del mundo se realizan acciones y jornadas con el fin de concientizar a la población sobre las diversas problemáticas a las que nos enfrentamos al momento de conservar nuestro planeta.

La tierra es definida como un área específica del planeta Tierra, que comprende todos los atributos que contiene por arriba y por debajo de la superficie terrestre. Este concepto incluye las formas del suelo y terreno, la hidrología superficial como lagos, ríos, ciénagas y pantanos, las capas sedimentarias cercanas a la superficie y las reservas de agua subterránea asociadas, la población de plantas y animales, el diseño de asentamientos humanos y los resultados físicos de actividad humana pasada y presente.

En la actualidad, la situación es alarmante: el agotamiento de los recursos naturales y la degradación de los suelos son el resultado de acciones históricas de producción y consumo no sustentables, que provocaron un impacto ambiental grave. Además, se suman la pérdida de biodiversidad, la desertificación y el cambio climático que agravan aún más la salud e integridad de nuestro planeta y – como consecuencia – de las personas y seres vivos que viven en él.

En este contexto, todos tenemos que aportar nuestro granito de arena para cuidar al planeta Tierra. En las industrias, el foco está puesto en emplear los avances tecnológicos para usar de forma más eficiente y justa cada recurso. En la sociedad, las personas deben tomar conciencia del cuidado del agua y la energía en los hogares.

Cuidar la Tierra es nuestro objetivo

En la agricultura, la conservación de la Tierra es un pilar fundamental. Para llevar a cabo esta iniciativa, los actores involucrados abordan la problemática desde diversos frentes como el empleo de buenas prácticas que cuiden la salud del suelo, los avances tecnológicos para hacer un uso más eficiente de los recursos escasos, la aplicación de técnicas como la labranza reducida para disminuir la huella de carbono, entre otras. Además, los Estados y organismos públicos acompañan estas iniciativas con medidas y políticas específicas.

En Monsanto somos conscientes de que, si queremos garantizar alimentos para las generaciones futuras, tenemos que conservar nuestro Planeta Tierra junto a los recursos que contiene y los seres vivos que la habitan. ¡Juntos podemos hacerlo!

Fuentes:
FAO, Tierras y Aguas
Naciones Unidas, Armonía con la naturaleza

Artículos relacionados