Conocé las innovaciones 2018 para producir más usando menos

Por Monsanto Argentina

Año tras año buscamos innovar y descubrir nuevas soluciones para los productores, un objetivo que nos exige constantes avances en Investigación y Desarrollo (I+D). Hoy contamos con una nueva actualización en el portfolio de tecnologías en las que Monsanto pone el foco para encontrar nuevos modos de combatir las amenazas, optimizar las oportunidades y conservar los recursos naturales.

“Las capacidades de los productores para satisfacer las necesidades mundiales de alimentos son cada vez más limitadas y complicadas debido a la disponibilidad de tierra y agua que va decreciendo junto a los efectos del cambio climático. Por este motivo, necesitamos cultivar más, pero tenemos que hacerlo usando menos agua y energía”, explicó el Dr. Robb Fraley, Vicepresidente Ejecutivo y Director de Tecnología de Monsanto.

Proteger mejor a nuestros cultivos

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), hasta un 40% de las cosechas potenciales del mundo se pierden debido al daño provocado por insectos, malezas y enfermedades. Durante los últimos años, la caja de herramientas de protección de cultivos se hizo más grande y eficaz permitiendo a los productores producir más con menor impacto en el medioambiente.

Los principales proyectos de I+D de Monsanto diseñados para ayudar a los productores a combatir las amenazas incluyen:

*La tecnología Lygus y Thrips que está diseñada para proteger a los cultivos de algodón del daño causado  por chinches ligus, trips y pulgas de algodón. Esta tecnología tiene el potencial de ser la primera en controlar las tres plagas del algodón, mientras reduce potencialmente la cantidad de insecticidas que los productores deben aplicar.

*La tecnología Trecepta™, que se lanzará durante este año, está creada para ayudar a los productores a proteger sus plantas de maíz de los ataques de insectos plaga, incluyendo el gusano  cogollero, isoca de la espiga, barrenadores del maíz y gusanos cortadores.

*La tecnología NemaStrike™, está diseñada para proteger los cultivos de maíz, soja y algodón de pequeños gusanos parásitos llamados nematodos que atacan las raíces de las plantas y afectan negativamente a las cosechas. También, dirigido a controlar estos parásitos, The BioAg Alliance está desarrollando el producto Soy BioNematicide que utiliza microbios del suelo para combatir los nematodos.

*La tecnología de diagnóstico e identificación de enfermedades de Climate Corporation, que utiliza inteligencia artificial para identificar y diagnosticar enfermedades en maíz, soja y trigo en tiempo real, lo que permite ayudar a los productores a moverse rápidamente para proteger sus cultivos durante la temporada de crecimiento.

Aprovechar al máximo cada porción de suelo

“En Monsanto nos esforzamos por crear soluciones que les permitan a los productores ser altamente productivos y eficientes de una manera sustentable para la tierra y la sociedad”, explicó Matt Helms, Líder Global de Tecnología de Productividad Agrícola de Monsanto. “Nuestro portfolio de I+D tiene una amplia gama de tecnologías: desde las nuevas combinaciones de herbicidas de próxima generación hasta los microbios del suelo en la semilla”.

Además de combatir las amenazas a sus cultivos, los productores buscan aprovechar al máximo la tierra que cultivan. Cada porción de suelo representa un potencial y cada investigación de Monsanto busca colaborar con el mejor aprovechamiento de cada recurso. Los proyectos de I+D que implementan este enfoque incluyen:

*Maíz BioYield 2, producido por The BioAg Alliance, que utiliza microbios del suelo como recubrimiento de semillas para aumentar la capacidad de la planta de absorber nutrientes.

*El Sistema de Alta Densidad de Maíz de Monsanto, avanza para su lanzamiento en 2018.  Este utiliza la reproducción convencional para ayudar a que las semillas del cultivo prosperen cuando se colocan más cerca unas de otras en el campo. Los productores pueden utilizar este sistema para maximizar la población de plantas del campo para aprovechar al máximo la luz solar, el agua y los nutrientes del suelo.

*El programa de mejoramiento vegetal de Monsanto, que proporciona un promedio de más de 125 variedades nuevas en 20 cultivos cada año, brinda mejoras en el rendimiento agronómico, el sabor, el tamaño, el color o la forma. Estas actualizaciones anuales de reproducción ayudan a los productores a ser más exitosos con sus clientes en la cadena de valor de los productos agrícolas.

*Las herramientas avanzadas para la siembra de semilla de Climate Corporation permiten a los productores combinar un conjunto de datos sobre la parcela a sembrar, las condiciones meteorológicas, el tipo de suelo y las investigaciones de campo, para brindar prácticas de siembra adaptadas a la genética específica y sus objetivos de rendimiento.

Cuidar cada recurso mientras maximizamos las cosechas

La Dra. Shannon Hauf, Líder Global de Algodón, Trigo y cultivos especiales de Monsanto, explica que “las continuas innovaciones en la Agricultura Moderna promoverán el uso de tratamientos microbiológicos de semillas para maximizar las poblaciones de plantas en los campos, mientras utilizamos la ciencia de los datos para colocar esas semillas en la ubicación más óptima para el máximo potencial de crecimiento”.

Dentro de sus tareas, los productores tienen un objetivo fundamental: conservar el suelo, el agua y la energía dentro de sus campos. En el marco del clima cambiante actual, los trabajadores del campo buscan enfoques innovadores para cuidar los recursos mientras los emplean de forma más precisa. La Agricultura Moderna está trabajando para proporcionarles las mejores herramientas para lograrlo. Los proyectos clave de I+D en este sentido incluyen:

*La tecnología de manejo del nitrógeno de Climate Corporation utiliza una combinación de datos para ayudar a los productores a decidir cuándo y cuánto nitrógeno aplicar para que sus cultivos prosperen mientras evitan un uso excesivo del mismo. Además, la plataforma de gestión de riego HydroBio de Climate Corporation realiza investigaciones avanzadas y análisis de datos sobre esta práctica para que los productores puedan usar el agua de manera más eficiente.

*Se espera que los avances en sistemas tolerantes a herbicidas, como Algodón Tolerante a Herbicidas de Cuarta Generación, permitan la labranza cero o la conservacionista que preservan la capa superior del suelo, limitan sus desechos y colaboran con el almacenamiento de carbono en el suelo, manteniéndolo alejado de la atmósfera.

*Además de la tecnología Trecepta™, las innovaciones en los sistemas resistentes a insectos, como la Protección de Insectos Sobre Maíz de Cuarta Generación, pueden ayudar a reducir el número de aplicaciones de productos para la protección de cultivos ahorrando combustible y reduciendo las emisiones de carbono.

“La innovación impulsada por los datos vas más allá de producir mayores rendimientos. También se trata de ayudar a los productores a administrar los insumos para que puedan sacar el máximo provecho de cada hectárea de una manera más sustentable”, explicó el Dr. Sam Eathington, Director Científico de Climate Corporation.

La nueva Agricultura Moderna

Está claro que la agricultura está siendo transformada por la ciencia de los datos: desde el empleo de algoritmos hasta los procesos automáticos y la inteligencia artificial. En vista del cambio climático, los avances en estas áreas están ayudando a los productores a cultivar los alimentos que necesitamos mientras utilizan los recursos naturales de manera más eficiente. Los científicos de las diversas áreas de trabajo de Monsanto son pioneros en el uso de innovaciones tecnológicas porque son ellas las que les permiten descubrir soluciones que ayuden a los productores a tomar las mejores decisiones.

Más información en  www.monsanto.com/pipeline

 

Artículos relacionados