Avances en I + D: cada vez protegemos mejor

Por Monsanto Argentina

Cada campo es diferente, y cada productor tiene sus propios objetivos y prioridades. Por eso, en Monsanto nos esforzamos por encontrar nuevas herramientas que colaboren con las tareas agrícolas que ellos llevan a cabo cada día. El objetivo es que las cosechas sean exitosas, y para lograrlo, invertimos un 10 % de nuestros ingresos globales en Investigación y Desarrollo (I + D) para hallar nuevas soluciones que atiendan las necesidades y los desafíos de los productores.

El área de I + D nos permite obtener nuevas formas de capturar datos y ponerlos en práctica para ayudar a los productores en cada decisión que deben tomar. La salud del campo y la protección de los cultivos son áreas fundamentales dentro de este enfoque, sobre todo porque predecir enfermedades o plagas, y tratarlas de forma más precisa, puede garantizar buenas cosechas.

Cada año, los productores ven reducidos sus rendimientos por varias amenazas: 16% por enfermedades en cultivos, 34% por malezas y 18% por plagas. Por eso, es fundamental que las herramientas de protección de cultivos sean cada vez más evolucionadas, personalizadas y eficaces para producir más con menor impacto en el medioambiente y mayor seguridad.

Avances en protección de cultivos

En del área de protección de cultivos, los avances e innovaciones de I + D abarcan diversos aspectos. Por ejemplo, se descubrieron mejores maneras de aprovechar los productos microbiales, que usan hongos beneficiosos, bacterias y otros microorganismos para ayudar a las plantas a absorber mejor los nutrientes y proteger contra las plagas y las enfermedades. Esta herramienta puede complementar, o en algunos casos incluso reemplazar, las opciones basadas en la química para proteger los cultivos.

También, se están desarrollando nuevas tecnologías dentro de las semillas para proteger a los cultivos del ataque de insectos plaga, como los gusanos, y parásitos, como los nematodos, que dañan las raíces. Además, existen nuevas fórmulas de los productos que se emplean para combatir a las malezas que logran un control más amplio, incluso sobre aquellas que, hasta hoy, eran resistentes.

Estos avances, por supuesto, actúan en sinergia con las buenas prácticas agronómicas que colaboran con la salud del suelo y los cultivos. Se trata de soluciones integrales que buscan atender a las distintas necesidades del productor.

Cuidar lo que más nos importa

En Monsanto buscamos entender los procesos del campo para brindarles a los productores soluciones que los ayuden a alimentar al mundo. Nuestra meta es habitar un planeta sano, en el que las personas tengan una mejor calidad de vida, y en el cual la industria agrícola trabaje para alimentar a la población mientras cuida los recursos.

Afirmamos nuestro compromiso en I + D para descubrir modos eficientes y modernos de proteger a los cultivos, mientras cuidamos los recursos naturales y respetamos el medioambiente.

Artículos relacionados