Analicemos los datos para ganar el juego

Por Monsanto Argentina

Las estadísticas usadas para analizar las jugadas en ciertos deportes pueden ser aplicadas al campo para ayudar a los productores a tomar mejores decisiones. Conocé cómo las tecnologías en la ciencia de los datos colaboran con una agricultura exitosa.

Por Nick Weber – Asuntos Corporativos de Monsanto

¿Sabías que durante los últimos años, el análisis de datos es cada vez más utilizado dentro de las disciplinas deportivas? La información que se obtiene sirve para mejorar el rendimiento de cada deportista durante el entrenamiento, mejorar las técnicas a partir de las condiciones del campo y elaborar tácticas para ganar el juego. Por ejemplo, en el fútbol saber que un jugador patea penales en un 85% de las veces hacia el lado derecho del arquero, permite predecir sus movimientos y preparar mejor la defensa.

Pero hay otra industria, tal vez un poco sorprendente, que está utilizando las últimas tecnologías en la ciencia de los datos para ayudar a sus talentos a tener éxito; la agricultura.

Los productores agrícolas están usando una gran variedad de datos para cultivar de forma eficiente usando menos recursos naturales. Pero, ¿qué se está midiendo y cómo está ayudando a los trabajadores de campo? Aquí vamos, dato a dato.

Comparando las estadísticas de campo y las de semillas

Cada hectárea de tierra ​​tiene muchas características que deben considerarse al preparar la cosecha del año. Por ejemplo, una zona del campo puede ser más alta que otra. Otra área puede contener más nutrientes, como nitrógeno, fósforo y potasio, que el resto. Puede haber varios tipos de suelo dentro de una hectárea, a veces incluso en un cuarto de ese terreno. Todas estas características juegan un papel fundamental en el crecimiento de un cultivo.

Y al igual que los campos, las diversas semillas que los productores plantan tienen características únicas. Algunos tipos de semilla de maíz pueden tener alto crecimiento mientras que otras, tienen una mejor capacidad para soportar ciertas condiciones climáticas.

¡No termina ahí! Ciertas semillas crecen mejor en un suelo limoso en comparación a uno arcilloso . Los datos que podrían ayudar a la agricultura son miles. Los productores, junto con la industria, están utilizándolos para mejorar la aplicación del producto, en el lote indicado, mientras optimizan el uso de los recursos naturales.

Estos son algunos ejemplos de cómo los productores están utilizando los datos disponibles para mejorar sus decisiones al momento de sembrar.

¿Cuándo plantar?

Los productores pueden analizar cómo rinden ciertas semillas si se plantan temprano o tarde durante la campaña. Por ejemplo, en este gráfico, los investigadores de Monsanto estudiaron el impacto de las fechas de siembra entre dos híbridos para determinar si hay una diferencia en sus rendimientos.

Cuando el híbrido de maíz A se siembra temprano en relación con el período de siembra normal, tiene una ventaja de casi 305 kilos sobre el híbrido B. Este tipo de información puede ayudar al productor al momento de la siembra: si cuenta con buen clima que le permite plantar temprano, puede considerar la elección del híbrido A. En cambio, si el tiempo es malo y tiene que plantar maíz tarde, la elección entre el híbrido A y B puede no ser tan significativa.

Tipo de suelo

Los productores pueden evaluar si el determinado producto de la semilla tendrá un mejor rendimiento en ciertos tipos de suelo. En el siguiente gráfico, los investigadores compararon el impacto del tipo de suelo entre dos híbridos. En este ejemplo, el híbrido A se comporta mejor en un suelo franco comparado con el híbrido B.

Clima

Los productores pueden analizar la manera en que un híbrido funciona bajo ciertas condiciones, como la sequía o el calor extremo. En este gráfico, evaluamos varios híbridos de acuerdo a una serie de eventos, como el rendimiento ante condiciones de estrés térmico por calor, tiempo de siembra y tipo de suelo. Un productor puede utilizar este tipo de información para seleccionar el híbrido que mejor se ajuste a su campo, clima y zona del país.

A pesar de que a veces son complejos, todos estos datos pueden ayudar a los productores a obtener grandes resultados en sus campos.

Fuente:
http://discover.monsanto.com/posts/put-me-in-farmer

 

Artículos relacionados