Alimentando a las futuras generaciones

Por Monsanto Argentina

En el 2050 nacerá Sofía, la persona número 9 mil millones. ¿Habrá alimentos suficientes para ella? ¿Tendrá una dieta rica y equilibrada? Te contamos qué estamos haciendo hoy, pensando en mañana.

La población crece a un ritmo rápido y con ella, la necesidad de producir alimentos que nutran a las personas. ¿Cuál es el desafío para la generación de Sofía? Por un lado, utilizar los mismos recursos con los que contamos hoy para producir su comida; por el otro, sortear problemas como el cambio climático o los gases del efecto invernadero que suponen aún más obstáculos para que esos cultivos sobrevivan y crezcan sanos y fuertes.

Por eso, nuestra tarea como sociedad es planificar, investigar y desarrollar hoy soluciones de forma colaborativa pensando en mañana. ¿Cuáles son las formas de garantizarle a Sofía sus alimentos? ¿Qué estamos haciendo hoy pensando en ella y su alimentación?

Uno de los aportes que podemos hacerle a Sofía es producir alimentos respetando y protegiendo los recursos no renovables; la agricultura sustentable nos asegura que las personas mañana van a tener agua, suelo fértil y energía para seguir cultivando.

Otras iniciativas actuales que van a brindarle un gran futuro a Sofía son: los cultivos mejorados, que se vuelven resistentes a posibles plagas o enfermedades, la efectividad de los fertilizantes y los productos para la protección de cultivos que ayudan a los productores a proteger sus cosechas.

 

Soluciones innovadoras

Como empresa dedicada 100% al campo sabemos que la investigación, la planificación y la innovación son centrales a la hora de pensar soluciones. Hoy, la tecnología aplicada a la agricultura cumple una función esencial porque nos permite diseñar técnicas para que los productores tengan buenas cosechas que nos alimenten a todos, y que puedan seguir teniendo la misma cantidad de cultivos para alimentar a Sofía en el futuro.

Además de colaborar con el crecimiento de los cultivos en condiciones adversas o protegerlos mientras se desarrollan, la biotecnología también nos permite mejorar nutricionalmente los alimentos. Es el caso del arroz dorado que tiene vitamina A y ayuda a mejorar la salud de los niños en países que no cuentan con dietas equilibradas y por eso sufren de enfermedades, o el trigo libre de gluten y apto para celíacos en el que se está trabajando.

Hoy mismo tenemos que empezar a trabajar para poder garantizarle a la generación de Sofía el acceso a una alimentación saludable. Hoy mismo tenemos que comenzar a cuidar cada uno de nuestros recursos limitados. Hoy mismo tenemos que conocer qué puede hacer la biotecnología por el campo.

Artículos relacionados